Alimentación

Manejo habitual de la cirrosis hepática (“Standard of care”).

Una vez establecido el diagnóstico de cirrosis hepática, el enfermo debe ser controlado en un medio especializado. La periodicidad de los controles depende, en gran medida, de la condición clínica del enfermo.17 Es deseable que el paciente sea evaluado por un mismo médico en las visitas sucesivas. De hecho, en pocas enfermedades crónicas resulta tan necesario un “especialista de cabecera”.

Los enfermos deben ser informados de la naturaleza de su enfermedad y de los recursos disponibles para su tratamiento, incluyendo el trasplante hepático.18 El tratamiento de estos pacientes incluye una serie de recomendaciones generales, la prevención de complicaciones y el manejo de las descompensaciones.3,18

Dieta.

alimentacion 1Los pacientes con enfermedad compensada se benefician del apoyo nutricional con lo que pueden lograr mantener un buen aporte de los diversos nutrimentos, evitar el ayuno prolongado y en casos específicos (esofagitis, gastritis o síndrome del colon irritable) restringir irritantes o bien ajustar la cantidad de sal o agua (en pacientes con edema y/o ascitis) o bien el aporte en proteína (en casos de encefalopatía) o carbohidratos simples (pacientes con Diabetes Mellitus concomitante), o bien ajuste en los tipos de grasas (pacientes con obesidad y/o dislipidemia asociada).19Debido a una confusión añeja, varios de los pacientes con cirrosis fueron restringidos en la cantidad total de proteínas en su ingesta alimentaria, porque en observaciones diversas la exposición a dietas ricas en proteína animal precipitaba un evento de encefalopatía aguda. En realidad, la restricción recomendada sólo era en las proteínas de origen animal que son frecuentemente predecesoras de aminoácidos aromáticos que están involucrados en la generación de falsos neurotransmisores en el sistema nervioso central. La ingesta de dietas ricas en proteínas siempre debe recomendarse por su relevancia en el mantenimiento de la masa muscular y por su aporte concurrente en fibra que ayuda a la digestión, evitando así la constipación, frecuentemente asociada como factor precipitante de encefalopatía crónica.19

Hoy día, la alimentación es un tema que suscita polémicas y que se encuentra en boca de todos. Los espectaculares avances que han experimentado las ciencias de la alimentación y de la nutrición en las últimas décadas revelan la importancia que tiene llevar a cabo una alimentación adecuada como una de las mejores vías de promoción de la salud y del bienestar físico y emocional

El descubrimiento de los nutrientes y las funciones que desempeñan dentro de nuestro organismo nos ha permitido conocer perfectamente muchas de las propiedades de los alimentos que hasta hace relativamente pocos años se intuían o formaban parte de la sabiduría popular.

Los avances científicos nos introducen a fondo en el mundo de la alimentación y en la relación que los hábitos alimentarios mantienen con la salud. Cada estudio, cada investigación, nos reafirma en que la idea de que la dieta más adecuada es aquella que tiene en cuenta todas las condiciones que nos caracterizan como personas educadas en una cultura determinada, con hábitos alimenticios concretos, gustos, estado de salud, costumbres e ideales, actividad física y estilos de vida diferentes.

Por tanto, no existe una dieta ideal que sirva para todo el mundo, pero sí un criterio universal en cuanto al tipo de alimentos que deben consumirse dentro de la dieta cotidiana, lo que por un lado garantiza que se cubren las necesidades energéticas y nutritivas de la totalidad de las personas que componen una población sana, y por otro, colabora en la prevención de ciertas alteraciones y enfermedades relacionadas con desequilibrios alimentarios.

alimentacion 2

Referencia:

  1. Park HY, Ha SK, Eom H, Choi I. Narirutin fraction from citrus peels attenuates alcoholic liver disease in mice. Food Chem Toxicol. 2013 (55) 637-44.
  2. http://www.revistasaludcoomeva.co/articulo.php?id=39#sthash.2X21u9nz.dpuf
  3. Rojas L, J. P, Perea V, A., & Stashenko, E. Obtencion of essential oils and pectins from by-products of citrus juice. Vitae, 2009.16(1). 110-115.
  4. Jang, E. S., Jeong, S. H., Lee, S. H., Hwang, S. H., Ahn, S. Y., Lee, J., ... & Kim, H. Y. The effect of coffee consumption on the development of hepatocellular carcinoma in hepatitis B virus endemic area. Liver International. 2013. 33(7), 1092-1099.
  5. Anissi, J., El Hassouni, M., Ouardaoui, A., & Sendide, K. A comparative study of the antioxidant scavenging activity of green tea, black tea and coffee extracts: A kinetic approach. Food chemistry. 2014. 150, 438-447.

Material Didáctico:

Dra. Fernanda García Alvarado.
Comité Editorial Amhigos del Hígado