¿Sabes cómo la ley protege tu salud?

El artículo 4 de la Constitución y la Ley General de Salud

La salud es un valor universal, indispensable para nuestro bienestar y para gozar de una buena calidad de vida. El Estado debe crear las condiciones que permitan que todas las personas puedan vivir lo más saludablemente posible. Es por eso que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, señala en el artículo cuarto que “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud” es decir, que promueve un trato en condiciones de igualdad para todos, independientemente de nuestra edad, sexo, condición social, religión, preferencias políticas, etc. El último párrafo de este artículo se refiere específicamente al deber que tienen los padres de satisfacer las necesidades de salud física y mental de sus hijos.


A ese respecto, la Ley General de Salud establece los derechos en materia de salud y las obligaciones de los prestadores de estos servicios, entre las cuales se especifica que debemos ser tratados con dignidad y respeto. Podemos exigir que la atención que recibimos sea de calidad e impartida por profesionales.

La protección de nuestra salud, es un derecho irrenunciable, tiene como finalidad el bienestar físico y mental de las personas, prolongar y mejorar su calidad de vida, proteger, promover y restaurar la salud, ya sea previniendo, curando o rehabilitando y por último, desarrollar la enseñanza y la investigación científica y tecnológica para la salud.

Todos tenemos derecho a recibir atención médica-quirúrgica de emergencia, cuando está en riesgo la salud o la vida. Cualquier tratamiento médico o quirúrgico requiere nuestra aprobación previa o la de nuestro representante legal, solo en caso de que no haya quien autorice y esté en peligro nuestra vida o nuestra salud, se podrá omitir la autorización antes mencionada. Para el caso de los menores de edad, la autorización será dada por sus padres o quien ejerza la patria potestad.


La Comisión de Conciliación y Arbitraje Médico, dependiente de la Secretaría de Salud emitió la Carta de Derechos de los Pacientes en la cual se resumen los derechos contemplados en la Ley General de Salud. Dicha carta está o debería estar en un lugar visible en los centros de salud, tanto públicos como privados.

A nivel internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano y junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), promueve programas de salud enfocados a los problemas de cada región.

El derecho a la salud está contemplado en tratados internacionales de los que México es parte, tales como:

- La Declaración Universal de Derechos Humanos (1948).

- El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966).

- La Convención sobre eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (1979).

- La Convención sobre los Derechos del Niño (1989).

La Convención sobre los Derechos del Niño, es el tratado de las Naciones Unidas que enfatiza la necesidad de proteger los derechos fundamentales de los menores y por eso hace referencia al derecho que tienen de recibir atención médica adecuada.

Para mayor información sobre los derechos de los pacientes, puedes consultar la Carta de Derechos Generales de los y las Pacientes en www.conamed.gob.mx así como el artículo del 10 de diciembre del 2014, escrito por el Dr. Jorge Luis Poo, titulado Derechos y Deberes de los Pacientes, contenido en este blog, en el cual se enumeran y explican los 10 derechos de los pacientes.

Ahora ya conoces tus derechos en materia de salud y como la ley los protege para que puedes hacerlos cumplir. ¿Consideras qué en alguna ocasión no se han respetado tus derechos como paciente o los de algún familiar?