HEPATITIS C: SU ELIMINACIÓN COMO PROBLEMA DE SALUD PARA EL AÑO 2030

Hola amigos, es posible que algunos de ustedes hayan escuchado hablar sobre la hepatitis C, de lo cual me alegro, de lo que no me alegro es que a pesar de que la hepatitis C es un problema serio de salud en nuestro continente, la mayoría de nuestros habitantes no la conocen, debido a esto se le ha llamado la epidemia silenciosa.

Alrededor de 7. 2 millones de personas viven con hepatitis C en las Américas, de ésas, 3 de cada 4 no sabe que la tiene y solo el 4% de los diagnosticados accedió al tratamiento en 2015. Por lo que un gran número de ellas desarrollará cirrosis, cáncer hepático, o morirán a consecuencia de la misma, además de ser portadores y potenciales transmisores de la enfermedad, se calcula que cada año 65 mil personas se infectan con hepatitis C.

En la Región de las Américas, los Estados Miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aprobaron en septiembre del 2015 el nuevo Plan de acción para la prevención y el control de las hepatitis virales para el período 2016-2019, con el objetivo de centrar los esfuerzos de salud pública en prevenir y controlar estas enfermedades, haciendo hincapié en las hepatitis B y C. Este plan regional está en consonancia con la Estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas para 2016-2021, aprobada por la 69.a Asamblea Mundial de la Salud en mayo del 2016. La estrategia presenta el primer conjunto de metas mundiales de lucha contra las hepatitis, incluidas la reducción de los casos nuevos de hepatitis B y C en un 30% para el 2020 y la reducción de la mortalidad en un 10%, con el objetivo último de eliminar las hepatitis virales, detener la transmisión y garantizar el acceso a servicios de atención y tratamiento seguros y asequibles para las personas que padecen estas enfermedades.

El mundo busca terminar con las hepatitis como problema de salud pública para 2030. Entre otras acciones, el Plan propone que los países formulen planes nacionales, lleven a cabo campañas de información y busquen opciones para ampliar el acceso a los medicamentos.

Hepatitis C y OPSComo parte del impulso mundial para eliminar las hepatitis virales, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas han servido de ejemplo para la adopción de medidas a escala mundial. Cada vez se reconoce más que las hepatitis virales son una causa importante de sufrimiento y carga de enfermedad en el mundo y la Región de las Américas está consciente de que ha llegado el momento de plantear una respuesta más eficaz e integral para hacerles frente.

La OMS y la OPS han elaborado directrices, estrategias y planes destinados a apoyar las respuestas nacionales. ha llegado la hora de acelerar el acceso a los servicios de atención y tratamiento para las personas con infecciones crónicas por los virus de la hepatitis. Es urgente elaborar planes, armonizar las directrices clínicas con las recomendaciones de la OMS, fortalecer los sistemas de información, establecer puntos nacionales de referencia, determinar y priorizar las necesidades de los grupos de población clave más vulnerables,y negociar los precios de los tratamientos. La OPS seguirá prestando cooperación técnica y apoyo a los países en su respuesta y trayectoria hacia la eliminación de las hepatitis C en la Región.

Es importante que todos, hepatólogos, gastroenterólogos, médicos generales, autoridades sanitarias, industria farmacéutica y pacientes nos unamos para colaborar y lograr la eliminación de las hepatitis virales como un problema de salud para el año 2030.