La medicina y el arte en sinergia para los futuros medicos

Una serie de Talleres experimentales llevados a cabo en el Museo de Bellas Artes en la ciudad de Boston, en Estados Unidos, están desarrollando una experiencia innovadora en la que se evalúa la sinergia de la Medicina y el Arte, a través de programas de formación y sensibilización para estudiantes de la Facultad de Medicina.

Pero, ¿porque esto es importante para los pacientes? El programa tiene por objetivo promover la sensibilización de los estudiantes de Medicina acostumbrados a la experiencia reiterada de la muerte de los pacientes, circunstancia que tiende frecuentemente a desarrollar un carácter de desensibilización extrema en muchos profesionales que ejercen la Medicina. La propuesta del Museo en este programa pretende estimular en los estudiantes una reflexión acerca del modo como el arte puede efectivamente, causar un efecto sensibilizador e integrador a través de la experiencia estética que puede verse reflejado en su futura función frente al paciente.

Este programa que continúa vigente en el Museo de Boston, proporciona a los participantes un espacio de reflexión para crear grupos de trabajo y que sus participantes puedan desarrollar sus herramientas de comunicación y expresión. El programa está dirigido no solamente a estudiantes residentes de medicina sino también, a profesionales, enfermeras o internos.

Varios participantes han expresado su sorpresa y entusiasmo ante los resultados obtenidos por su participación en el programa, señalando especialmente su efectividad para ayudarlos a conectar con sus emociones relacionadas específicamente con su profesión, como una oportunidad de reflexión profunda, con un cierto sentido liberador y terapéutico.

No sólo la experiencia estética ha resultado ser una herramienta eficaz en la re-conexión de la experiencia emotiva de los participantes profesionales médicos, con sus profesiones y sus vidas, también se han implementado otras alternativas interesantes en el campo de la práctica terapéutica, para hacer posible la humanización de la profesión médica y sus practicantes.

El humor como terapia está alcanzando un amplio reconocimiento en la práctica terapéutica en muchos ámbitos de la vida, en lo referente a la sensibilización de los profesionales de la Medicina prácticas como doctores clown que se iniciaron a finales de los años 80 en varios Hospitales de los Estados Unidos, son hoy en día aceptadas y reutilizadas para ayudar a mejorar la relación médico-paciente.

La risa es sin duda una de las mejores estrategias para romper el hielo y facilitar el acercamiento y la comunicación entre las personas. En México como en Estados Unidos y Europa hay diversos grupos organizados que utilizan estas terapias complementarias como recursos de sensibilización y acercamiento de la relación médico-paciente.

Cada vez más profesionales de la Medicina tradicional occidental se decantan por prácticas alternativas como la meditación, el reiki y otras prácticas que aunque no son muy conocidos el mundo, ya están reconocidas por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y regladas como técnicas de sanación terapéutica.

 

Referencia
https://www.huffingtonpost.com/entry/what-medical-residents-learn-from-ar museums_us_56bb95aee4b0c3c5504fd6c5