Un monumento al hígado, de Jaime Quintanilla

Jaime Quintanilla Martínez nació en la Coruña, España el 13 de junio de 1898 y murió en 1936, fue un médico, escritor y político español, de tendencia socialista y galleguista. Estudió Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela. En 1917 creó en Ferrol una clínica de cirugía y se hizo famoso fundamentalmente por su calidad humana para con los más humildes. Su actividad política se centró principalmente en la defensa del socialismo.

Angel Quintanilla Ulla ficha del Colegio Medicos Ourense hacia 1947 1Tras la sublevación militar contra el gobierno republicano el 18 de julio de 1936, fue encarcelado dos veces, ambas en su casa, siendo liberado la primera de ellas. La segunda, fue detenido definitivamente, primero en Mariña y luego en el buque prisión Plus Ultra (correo de Transmediterránea) y siendo fusilado el 18 de agosto por los sublevados en las tapias del cementerio de Canido, junto con otros catorce presos. Dejó viuda y dos hijos. Uno de estos, Jaime Quintanilla Ulla, fue elegido primer alcalde democrático de Ferrol tras la transición.

Jaime Quintanilla padre, pronunció allá por los 80 una conferencia ante los miembros de la Asociación Vecinal de Valón que verdaderamente los enardeció.

La charla era sobre las bondades del hígado (ese órgano tan esencial para la digestión de las grasas y la desintoxicación post-navideña) pero finalmente, para sorpresa de los habitantes del pueblo gallego, pasó de convertirse en un tema de salud y anatomía a tomar un cariz político. El galeno soltó, sin cortarse un pelo, que el corazón, que “barulla mucho y hace poco” representaba la derecha española y que el hígado “sería como un concejal de izquierdas que desarrolla una labor callada y eficaz”.

Luego añadió que “al hígado habría que levantarle un monumento”, y aquella ocurrencia se convirtió en la comidilla de los parroquianos de Valón, que tras mucho reflexionar, enviaron una carta al regidor socialista para erigir el Monumento al Hígado.

En el pedestal del monumento aparecía la siguiente leyenda:

“Monumento al Hígado, sede de la vida
Dedicado al Dr. Jaime Quintanilla Ulla
A lo largo de la historia el hombre persiguió sanar sus males
para ayudarle en este empeño estás haciendo un gran trabajo
Nuestro agradecimiento
Balón 1987 (parroquia de Ferrol, A Coruña, Galicia, España)”

 

 

 En la inauguración del mismo, la poeta ferrolana Laura Pérez Landeira leyó la Oda al hígado, una composición de Pablo Neruda, con versos tan potentes como estos:

…monarca oscuro,
distribuidor de mieles y venenos,
regulador de sales,
de ti espero justicia:
Amo la vida: ¡Cúmpleme! ¡Trabaja!
No detengas mi canto

El munícipe, por su parte leyó un discurso ante la escultura:

 “Cientos de estos órganos han sido torturados por cócteles, vinos, tranquilizantes y otros medicamentos. Todos los días, el pobre hígado trabaja para neutralizar y purificar todo lo que ingerimos”

El Monumento al Hígado ferrolano es único en el mundo, por lo que no resulta extraño que su creación se convirtiese en noticia incluso al otro lado del Atlántico. Los Angeles Times publicó la noticia con el titular “Un pueblo español planea un monumento al hígado”, y la mismísima agencia Associated Press se hizo eco del nacimiento de la hepática estatua.

Desgraciadamente, al igual que todos nos olvidamos de cuidarnos el hígado a veces (especialmente los fines de semana o en las fiestas patrias), el monumento se encuentra en cierta decadencia, aunque, según leemos en La Voz de Galicia, la Plataforma Gallega de Afectados del Hígado sigue realizando ofrendas florales, con motivo del día mundial de la enfermedad.

Esperamos que este original monumento (que se puede visitar junto a los locales sociales de la Asociación de Vecinos de Valón) sea protegido por las autoridades gallegas para que goce de buena salud, por los siglos de los siglos.

Referencia

http://visionesdeferrolterra.blogspot.com.es/2012/09/monumento-al-higado-valon-ferrol.html
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/ferrol/2015/07/30/monumento-ferrolano-llego-estados-unidos/0003_201507F30C4992.htm