Las enfermedades más caras de México

En México, las enfermedades crónicas representan 7 de las 10 principales causas de muerte, las más relevantes son diabetes y enfermedades del corazón, y tratarlas resulta prácticamente impagables para casi 50% de los mexicanos, así lo dice el periódico online Alto Nivel.

Por ejemplo, la estimación del gasto para tratar una enfermedad del corazón oscila entre 194,000 y 347,000 pesos anuales. Esto quiere decir que una familia con ingresos menores a los 16,000 pesos mensuales no podría cubrir el tratamiento básico y, en un país donde el 45.5% de la población entre 30 y 64 años gana de 1 a 3 salarios mínimos, una enfermedad del corazón resulta prácticamente impagable.

El tratamiento de la diabetes y la hipertensión podría ser cubierto solo por familias de ingreso medio y alto, pues oscila entre 76,000 y 131,000 pesos anuales. Una familia con ingresos de aproximadamente 7,000 al mes -85,000 pesos anuales-, salario que entra dentro del promedio de los mexicanos, podría cubrir hasta 20% del gasto total.

Aunque los gastos de salud son más evidentes en las familias de bajos ingresos, una enfermedad grave golpea fuertemente hasta la economía de las familias con mayores ingresos. Por ejemplo, una familia con ingresos de 40,000 pesos al mes no podría pagar los 470,000 pesos anuales que cuesta tratar la hepatitis viral sin verse en la necesidad de reducir sus gastos en otras categorías, como podría ser hipotecas o colegiaturas.

El gasto promedio para tratar cáncer de mama es de 245,000 pesos y un tratamiento de leucemias cuesta aproximadamente 875,000 pesos. Incluso las familias de mayores ingresos podrían cubrir únicamente el 20% del tratamiento con recursos propios.

México es el décimo país de la OCDE con mayor gasto privado en salud, con 2.8% del PIB en 2016. De este rubro, se estima que nueve de cada 10 pesos provienen directamente del bolsillo de las familias (26.5 mil millones de dólares). Esto se debe a las importantes deficiencias de la atención médica que ofrecen las instituciones públicas.

Según la Encuesta de Inclusión Financiera 2015, de los casi 19 millones de adultos que cuentan con un seguro, solo el 27% cuenta con uno de gastos médicos; mientras que la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) afirma que el gasto de bolsillo por persona en materia de salud es de 4 mil 066 pesos al año, es decir, 4% del salario promedio anual.

De acuerdo con el IMCO, es posible mejorar el sistema de salud para volverlo más inclusivo, eficiente y transparente. Para esto, es necesaria una coordinación entre gobierno federal, sociedad civil y academia.

El gobierno federal debe comprometerse a brindar cobertura médica universal, crear métricas que permitan medir la eficiencia y calidad de los servicios de salud e implementar acciones para centrar los servicios de salud en el paciente.

Para esto, el IMCO propone la creación de una Subprocuraduría de Servicios Privados de Salud dentro de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que colabore con la Secretaría de Salud con el fin de garantizar que los servicios de salud se presten en condiciones de competencia y calidad.

El gobierno también deberá trabajar en conjunto con la academia en la contratación y capacitación de médicos bajo estándares nacionales de calidad.

La sociedad civil, por su parte, deberá trabajar en el desarrollo de campañas para detonar conversaciones entre médicos y pacientes, así como apostar por la prevención y la difusión de información entre la población.

 

Referencia

https://www.huffingtonpost.com.mx/2018/05/23/impacto-familias-mexicanas-paguen-enfermedades-cronicas_a_23441859/

https://www.forbes.com.mx/sistema-de-salud-publica-un-problema-mas-para-los-mexicanos/

https://www.altonivel.com.mx/actualidad/mexico/enfermedades-caras-matan-mexicanos/