Enfermedades que cobran más vidas

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Publicado en Fibrosis Hepática

Según Paola Ramos Moreno, los mexicanos ya no mueren de lo mismo. Hasta hace aproximadamente 15 años, enfermedades infectocontagiosas como las diarreícas o infecciones respiratorias agudas eran las que provocaban más muertes. Ahora, estilos de vida poco saludables le han abierto la puerta a padecimientos crónico degenerativos.

Enfermedades del corazón, del hígado y cerebrovasculares, así como diabetes y algunos tipos de cáncer ya se han colocado como los principales padecimientos causantes de muerte en el país, según información del último Panorama Epidemiológico y Estadístico de la Mortalidad en México, editado por la Dirección General de Epidemiología.

ENFERMEDADES DEL HÍGADO

De acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología, las muertes por enfermedades del hígado se atribuyen principalmente al consumo de alcohol, infecciones virales y a la obesidad. Tan sólo por cirrosis hepática derivada del consumo nocivo de alcohol, y de acuerdo con cifras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), seis de cada 100 personas mueren anualmente por esta causa en el país.

“Treinta y tres mil personas mueren al año por cirrosis”, especifica, por su parte José Antonio Oñate Moreno, director de fundación Hepatos Aión A.C. “Las principales enfermedades del hígado que te llevan a cirrosis y causan muerte en México son las causadas por alcohol y por virus de  hepatitis C y B”, detalla.

De acuerdo con Oñate, a pesar de que la mortalidad de estas enfermedades puede ser combatida con prevención y detección oportuna, “el gobierno no ha hecho campañas permanentes para que las personas tengan conciencia de la prevención de las enfermedades del hígado”.

“En el caso de cirrosis por alcohol, se trata de una corresponsabilidad Estado-Sociedad;  pero en el de las cirrosis provocadas por virus de hepatitis B y C, el gobierno tiene una enorme responsabilidad, porque no hay campañas de prevención y detección oportuna”, apunta.

El tratamiento de estas enfermedades y sus complicaciones, como sucede con el resto de las ENT que causan mayor número de muertes en el país, es de un alto costo para el sector salud: El precio de una inyección necesaria para tratar a un paciente con hepatitis C asciende a 4 mil 500 pesos; y el usuario requiere de inyecciones por 45 semanas.

Por otro lado, señala el fundador de Hepatos Aión: “Aún cuando el seguro popular tiene destinados 943 millones de pesos para la hepatitis C, en tres años no ha ejercido ese presupuesto porque no es un sistema de hospitales. Hasta el día de hoy, sólo dos hospitales en el país han dado tratamiento a pacientes con esta enfermedad”.

“El gobierno tampoco ha dado un seguimiento de capacitación a su personal médico de primer y segundo nivel para que conozcan la sintomatología de las hepatitis virales, lo que hace que no den un diagnóstico apropiado al paciente”, dice.

Referencia

http://www.sinembargo.mx/blog/08-12-2015/1570175