Expertos explican por qué hay medicamentos que pueden causar daño hepático

El periodista Ángel Escalera de periódico “Diario sur” comenta que los medicamentos curan y salvan muchas vidas, pero también tienen efectos adversos. Hay fármacos que dañan de forma grave el hígado a algunos pacientes sin que se sepa por qué, de un modo impredecible. Una veintena de expertos internacionales está debatiendo ese asunto en el Rectorado de la Universidad de Málaga, en España, en un encuentro que comenzó ayer y finalizará hoy. La finalidad de esa reunión es incrementar la seguridad hepática de las medicinas tanto en su desarrollo clínico (fase experimental) como tras su comercialización.

Uno de los coordinadores del encuentro, el profesor de la Facultad de Medicina de Málaga Raúl Andrade, explicó a este periódico que los medicamentos son seguros, pero hay que extremar el cuidado con los efectos adversos. En el caso del hígado, hay personas que por su idiosincrasia, son propensas a que los fármacos les provoquen una lesión que puede ser grave o mortal. «Nuestro grupo está formado por expertos internacionales que trabajan en la toxicidad hepática por medicamentos. Estamos impulsados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNESCO», afirmó el profesor Andrade. El objetivo, en un plazo de dos a cuatro años, es desarrollar un documento o libro blanco para precisar la situación de los efectos secundarios de los medicamentos en el hígado y ofrecer recomendaciones a la industria farmacéutica para mejorar la seguridad de los fármacos.

Los antibióticos son los que causan más reacciones adversas en el hígado, manifestó el doctor Andrade. A continuación, están los fármacos que se prescriben para tratar enfermedades nerviosas, neurológicas y psiquiátricas.

El problema se agudiza ya que se desconoce por qué a unas personas un medicamento les va bien y no les afecta al hígado y a otras ese fármaco les provoca un daño hepático grave. En los casos en que se presenta esa reacción adversa en el hígado no hay un tratamiento específico o antídoto para revertir o reducir el efecto negativo del medicamento.

La afectación de los medicamentos en el hígado provoca diversos daños. El más peligroso es una hepatitis aguda, que cursa con mayor gravedad que la originada por un virus y su porcentaje de mortalidad es mayor. La única opción para tratar a esos pacientes es el trasplante hepático, una alternativa que no es posible en todos los enfermos.

Un estudio epidemiológico llevado a cabo en Islandia estima que la toxicidad de los medicamentos en el hígado es de 19 casos por 100.000 habitantes y año, precisó el profesor Raúl Andrade. Este experto, por otra parte, alertó de que es conveniente ser muy cautos con los productos de herboristería y con los suplementos dietéticos, porque también pueden originar reacciones graves en el hígado. Incluso el té verde, en dosis muy elevadas, provoca toxicidad hepática. «Hay que tener mucho cuidado con lo que se toma, recalcó el doctor Andrade.

 

Referencia
http://www.diariosur.es/malaga-capital/