Los pacientes con psoriasis tienen más riesgo de enfermedad hepática grave

Aunque no se conocen las causas exactas, se sabe que la psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune, que tiene su origen en un trastorno del sistema inmunológico. En situaciones normales, este nos protege de infecciones y enfermedades, pero en una enfermedad autoinmune ataca a células y tejidos sanos de nuestro propio cuerpo.

En el caso de la psoriasis, el descontrol del sistema inmunológico provoca que las células de la última capa de la piel, los queratinocitos, crezcan mucho más rápido de lo normal: cada 3-4 días en lugar de cada 28 días, como ocurre con las células de una persona sin psoriasis, dando lugar a las placas psoriásicas

La investigación publicada en este interesante artículo de la “Journal of Investigative Dermatology” que caracteriza el riesgo de comorbilidades en pacientes con psoriasis puede avanzar en nuestra comprensión de la historia natural de la psoriasis y mejorar la comprensión sobre este padecimiento.

En particular, la presencia de enfermedades comórbidas puede afectar la elección del tratamiento de la psoriasis y monitorear, así como informar la provisión de atención integral con la salud adecuada detección, evaluación y gestión.

Los pacientes con psoriasis tienen un mayor riesgo de enfermedad hepática grave que aquellos que padecen artritis reumatoide (AR), según este estudio de la Escuela de Medicina Perelman en la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos).

Independientemente de los factores de riesgo comunes en la enfermedad hepática, como el consumo de alcohol y la diabetes, los hallazgos mostraron que los pacientes con enfermedad psoriásica de la piel o de las articulaciones, especialmente aquellos con psoriasis cutánea más severa, presentaban más posibilidades de desarrollar una patología hepática grave.

En concreto, aquellos que tomaban un medicamento de terapia sistémica como metotrexato presentaban el mayor riesgo, particularmente para la enfermedad hepática grasa y cirrosis no alcohólica, mientras que en los enfermos con AR, aunque sean tratados con fármacos similares, hay menos incidencia de enfermedad hepática.

El trabajo sugiere que la inflamación sistémica puede jugar un papel importante en el desarrollo de la enfermedad hepática, particularmente en aquellos con psoriasis. Al mismo tiempo, ciertos medicamentos empleados para tratar estas enfermedades también pueden causar toxicidad hepática. Los autores señalan que las investigaciones futuras debería ahondar en si el control adecuado de la inflamación reduce el riesgo de enfermedad hepática.

En palabras de la autora principal, Alexis Ogdie, "estos hallazgos ofrecen evidencia de que los pacientes con psoriasis pueden estar más predispuestos a la enfermedad hepática que los pacientes con artritis reumatoide.

Comprender el papel de la inflamación en la enfermedad hepática y cómo el hígado puede perpetuar la inflamación en estas afecciones puede ayudarnos a aconsejar a los pacientes y a sus médicos sobre cómo manejar su salud de manera más efectiva".

El estudio también ofrece información sobre cómo el hígado responde a tipos específicos y la gravedad de la inflamación crónica, además de aportar datos sobre cómo la gravedad de la enfermedad de la piel, la obesidad, la diabetes y el uso de medicamentos desempeñan un papel en el desarrollo de enfermedad hepática en pacientes con estas afecciones.

Otro de los investigadores, Joel M. Gelfand, asegura que "con base en estos datos, los médicos deberían educar a los pacientes con psoriasis sobre el incremento del riesgo de enfermedad hepática y tener cuidado con el uso de medicamentos hepatotóxicos en estos pacientes, especialmente cuando hay factores de riesgo adicionales como diabetes, obesidad o consumo excesivo de alcohol".

Los médicos deben estar al tanto de estas asociaciones de enfermedades comórbidas para proporcionar atención médica integral para pacientes con psoriasis, especialmente aquellos que presentan más enfermedad severa.

 

Referencia
Yeung, H., Takeshita, J., Mehta, N. N., Kimmel, S. E., Ogdie, A., Margolis, D. J., ... & Gelfand, J. M. (2013). Psoriasis severity and the prevalence of major medical comorbidity: a population-based study. JAMA dermatology, 149(10), 1173-1179.