Hígado graso no Alcohólico

Diagnóstico de hígado graso y diabetes tipo 2, el tratamiento personalizado

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es una epidemia creciente que está estrechamente relacionada con el síndrome metabólico y la resistencia a la insulina con una prevalencia del 69-87% en el contexto de la diabetes. Un creciente cuerpo de evidencia apoya la asociación entre el hígado graso y el aumento del riesgo cardiovascular independiente de los factores de riesgo tradicionales, incluidos los compartidos con el síndrome metabólico.

Enfermedad del hígado graso, una enfermedad silenciosa en continua progresión: Dr. Jorge Luis Poo, hepatólogo

“El hígado graso es una enfermedad silenciosa que, de no atenderse de manera oportuna, puede tener diversas complicaciones, incluso la muerte” Señaló el especialista en una entrevista, ya que acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas, lo cual se produce principalmente por la obesidad, la diabetes y la hiperlipidemia.

Nuez moscada para el daño hepático y otros padecimientos metabólicos

 

Aunque la nuez moscada posee todas estas propiedades que hemos mencionado y es beneficiosa para nuestra salud y para las artes culinarias, hay que tomar algunas precauciones al usarla. Esta especia contiene una sustancia llamada miristicina que puede producir alucinaciones y otras condiciones psicotrópicas, si se consume en cantidades elevadas. Por esta razón se recomienda no pasarse de 1 cucharadita diaria en su uso.

La obesidad, culpable del desarrollo de hígado graso en niños de tan solo ocho años

 

Como concluye Jennifer Woo Baidal, “a día de hoy, la mejor forma que tienen tanto los adultos como los niños para combatir el hígado graso es perder peso mediante el ejercicio físico regular y el consumo de menos alimentos procesados. Sea como fuere, necesitamos con urgencia mejores vías para monitorizar, diagnosticar, prevenir y tratar esta enfermedad que ya se inicia en la infancia”.

Análisis metabolomico para diagnosticar hígado graso no alcohólica en pacientes con diabetes mellitus tipo 2

El binomio compuesto por hígado graso y diabetes tipo 2 es uno de los principales problemas detectados en los últimos años y que, para los médicos, constituye un nuevo reto para controlar a sus pacientes. Esta relación es cada vez más común e importante: el desarrollo de hígado graso causa resistencia a la insulina y, por lo tanto, con el transcurso del tiempo, supone el desarrollo de diabetes.